Medidas y acciones de control

¿Cuándo aplican las medidas y acciones de control?

Las acciones de control sólo se deben aplicar cuando el resultado de las evaluaciones determinan la necesidad de desarrollar acciones de control, de ser el caso, dichas acciones se deberán implementar a través de un Programa.

En el caso de las Guias de referencia II y III, las acciones de control se aplican cuando el resultado indica que se tiene un grado de riesgo medio, alto y muy alto.

El Programa para la atención de los factores de riesgo psicosocial, y en su caso, para propiciar un entorno organizacional favorable y prevenir actos de violencia laboral debe contener:

  1. Las áreas de trabajo y/o los trabajadores sujetos al programa;
  2. El tipo de acciones y las medidas de control que deberán adoptarse;
  3. Las fechas programadas para su realización;
  4. El control de los avances de la implementación del programa;
  5. La evaluación posterior a la aplicación de las medidas de control, en su caso,
  6. El responsable de su ejecución

El tipo de acciones deberán realizarse, según aplique, en los niveles siguientes:

Primer nivel.

Las acciones se centran en el plano organizacional e implican actuar sobre la política de prevención de riesgos psicosociales del centro de trabajo, la organización del trabajo, las acciones o medios para: disminuir los efectos de los factores de riesgo psicosocial, prevenir la violencia laboral y propiciar el entorno organizacional favorable.

Segundo nivel.

Las acciones se orientan al plano grupal e implica actuar en la interrelación de los trabajadores o grupos de ellos y la organización del trabajo; su actuación se centra en el tiempo de trabajo, el comportamiento y las interacciones personales, se basan en proporcionar información al trabajador, así como en la sensibilización, (contempla temas como: manejo de conflictos, trabajo en equipo, orientación a resultados, liderazgo, comunicación asertiva, administración del tiempo de trabajo, entre otros), y reforzar el apoyo social.

Tercer nivel

Las acciones se enfocan al plano individual; es decir, se desarrolla cuando se comprueba que existen signos y/o síntomas que denotan alteraciones en la salud, se incluyen intervenciones de tipo clínico o terapéutico.

Las intervenciones de tercer nivel que sean de tipo clínico o terapéutico deberán
ser realizadas invariablemente por un médico, psicólogo o psiquiatra según corresponda.



Las medidas de control deben ser determinadas para cada tipo de factor cuyo resultado sea de un nivel de riesgo medio, alto o muy alto, conforme a las características de las actividades del centro de trabajo, en ese sentido, la Norma no obliga a una medida específica, sino que obliga a que los centros de trabajo establezcan acciones de control para los hallazgos encontrados en las evaluaciones.

Deja un comentario